Otra página web de

Midnight Sun - Creando un nuevo mundo

paz-interior

 

 

Herramienta ME5                  Garras cabeza  

 

 

RESUELVE CREATIVAMENTE  

Una de las formas más creativas de trabajar con nuestras emociones pasa por el uso de nuestra capacidad de trabajar con los símbolos. Los simbolos forman parte de nuestra realidad, pues se manifiestan constantemente en nuestra vida y, cómo no, en nuestros sueños. Lo que no sabemos, tal vez, es que el trabajo con los símbolos como Herramienta es más efectivo de lo que podamos imaginarnos.

Voy a proponerte un ejercicio que a mi, personalmente, me gusta en especial, pues, como te he comentado en otros lugares de la página, el uso del ritual y el trabajo con los simbolos lo agradezco por su eficacia y porque es una forma de trabajar que, por mi forma de ser, me gusta especialmente.

En este caso, voy a adaptar un ejercicio de Dibujo en la Arena que aprendí en un curso en el que participé en Holanda, con la escuela del Dr. Alberto Villodo. Te pongo el enlace de su página por si te interesa profundizar con el trabajo con la energía: www.thefourwinds.com

En la Herramienta que te propongo voy a excluir todos los rituales anteriores y posteriores tal y como lo hacían allí, ya que forman parte de las tradiciones nativas americanas, y yo prefiero que escojas tú la forma que  creas más adecuada a tus creencias, para que el trabajo se adapte a tu forma de ser y a tus circunstancias.

La Herramienta te va a ayudar a aclarar y resolver situaciones complicadas en las que te encuentres, áreas de tu vida en las que no tengas claro qué hacer o cómo posicionarte. También te sirve para trabajar emociones concretas, como tu miedo o la ansiedad que te provoca alguna situación, etc. Una vez hayas practicado esta Heramienta, verás que puedes adaptarla a infinidad de situaciones.

Vas a necesitar objetos que representen el problema a tratar. Si estás en la naturaleza, vas a buscar por ejemplo piedras, hojas, plumas,... da igual lo que sea, lo importante es que para tí represente algo. Un familiar puede estar representado por una piedra con una forma determinada, o un miedo puede estar representado por una rama. Es importante que, cuando tu veas el objeto que has escogido, lo relaciones con la persona, emoción o situación que tú le hayas adjudicado. Igual que utilizas objetos de la naturaleza, también puedes usar otros objetos que tengas en casa, cualquier cosa sirve. Recuerda que aquí la importancia es la intención que pongas en cada acto y objeto. Estamos trabajando con símbolos y con tu imaginación, no lo olvides.

 

Lugar recomendado:

Esta es una Herramienta que puedes hacer perfectamente en la naturaleza, pero con el inconveniente que ha de ser en un lugar donde puedas acudir fácilmente en varias ocasiones, pues el trabajo que te propongo tiene un proceso que te va a llevar unos dias el realizarlo.

Así pues, el lugar recomendado es, principalmente, un lugar lo suficientemente accesible para que puedas acudir a él sin grandes dificultades, y protegido para que nadie pueda manipular lo que hayas "creado".

 

Tiempo recomendado:

No es fácil calcular el tiempo que precisas para este trabajo. Vas a necesitar como mínimo media hora el primer día, y en los sucesivos pueden ser momentos puntuales que durarán en función de cómo evolucione tu trabajo.

 

Desarrollo del ejercicio:

En primer lugar, conviene que busques un lugar adecuado para hacer el trabajo. Una vez sepas dónde vas a trabajar, conviene que conviertas el lugar en un pequeño "santuario" (no te asustes, estamos trabajando con el ritual, la imaginación y la intención, y eso implica que tu actitud sea de respeto y determinación en lo que vas a realizar, de esa forma el trabajo tendrá la efectividad que buscas). Si no te ves capaz de entrar en ese "juego" convendrá que busques alguna otra Herramienta con la que puedas trabajar más cómodamente. Tienes en este apartado las necesarias para que puedas escoger.

Así pues, antes de empezar, puedes encender una vela, quemar incienso, decir una oración, hacer una pequeña meditación... tú mism@.

Una vez tengas preparado el lugar, convendrá que te centres en el problema que vas a tratar.

Seguidamente, con un cordel, con hilo, lana o ramas, si estás en la naturaleza, o cualquier cosa que tengas a mano y que te sirva, vas a hacer un círculo a modo de marco en el que tengas espacio suficiente en su interior como para hacer una representación de la causa que te ha llevado a trabajar con esta Herramienta.

Haz un par de respiraciones profundas y piensa bien en el problema que quieres resolver. Seguidamente, vas a intentar plasmar dentro del círculo y con los objetos que hayas escogido lo que te está incomodando. Todo el problema ha de quedar representado dentro del círculo, tal y como lo sientas en este momento. Cuando se trabaja con la imaginación verás que hay un momento que tu mism@ vas a sentir que el trabajo está hecho. Una vez tengas hecha la representación vas a quedarte unos minutos delante de tu "obra" y vas a observarla, ver lo que te hace sentir, lo que te provoca. Intenta no juzgar, sólo sentir.

La misión consiste en ir trabajando sobre la representación que has hecho. Deja pasar un día antes de ponerte, de nuevo y con la misma actitud, delante de "tu obra"; y, una vez estes situad@ delante de ella, intenta entrar en la emoción que te provoca. Tómate el tiempo que necesites. Tienes delante de ti una representación de tu problema, que vas a observar detenidamente y vas a empezar a transformar según vayas sintiendo. ¡Deja que tu obra te hable! Puedes variar la colocación de los objetos, quitar o añadir otros en función de lo que sientas. Es como un enigma que intentas resolver a través de la observación y tus sensaciones, a medida que sientas que el "enigma" se aclara y vas entendiendo el por qué de la situación, o la manera de resolverlo, verás que tendrás la necesidad de cambiar los elementos que hayas representado, bien retirándolos de la representación o cambiando su ubicación.

No pretendas solucionar el problema en una sesión. Cuando hagas alguna modificación, quédate unos minutos observando el conjunto y da por concluido el trabajo hasta la próxima vez. Pueden pasar días antes de que vuelvas a sentir la necesidad de revisar "tu obra". No tengas prisa, verás que vas resolviendo la situación a su ritmo.

Cuando sientas que has resuelto el "enigma", vas a ir desmantelando la representación con el mismo respeto con el que lo creaste. Si estás en la naturaleza puedes devolver los objetos (piedras, piñas,...) a su entorno, y no estará de más dar las grácias por su aportación. Conviene, a mi parecer, que recuperemos nuestra conexión con la Naturaleza pues somos parte de ella y, aunque lo obviemos, sin ella no tenemos posibilidades de existir.

 

Comentario:

Recuerda que todos los trabajos con arquetipos, símbolos e imaginación implican por tu parte una actitud abierta ante este tipo de trabajo. Entiendo que en ocasiones pueda parecer simplista o incluso ridículo, pues hoy en día, en la sociedad en que vivimos, se ha perdido todo este tipo de Herramientas y no estamos habituados a ellas. Pero hay en la antigüedad y, tambien actualmente en diversas culturas menos mecanizadas y superficiales que la nuestra, gran cantidad de formas de trabjar con el imaginal que son enormemente efectivas.

Puedes comprobarlo tu mism@ con algunas de las Herramientas que te propongo.

 

Observaciones: 

Procura trabajar solamente una cosa cada vez que vayas a representar algo.

Esta Herramienta también puedes realizarla con lápices de colores y papel haciendo un dibujo de tu problema.

En este caso, vas a  dividir la hoja de papel en ocho partes y harás tu primer dibujo en el recuadro superior izquierdo. A medida que vayas trabajando el problema lo irás dibujando de nuevo en los recuadros sucesivos, según lo que sientas en cada momento. Cuando llegues al octavo recuadro lo más probable es que lo tengas ya resuelto.

Esta forma de trabajar, con el dibujo, es más practicable para los niños.

 

 

 

  

comenta tu experiencia

 

VOLVER A

Herramientas Mente y Emociones

 

 

IMPORTANTE:  Consulta a tu médico si tienes algún problema físico o psicológico, o ante la más mínima sospecha de que estos ejercicios puedan perjudicarte. Midnight Sun no se hace responsable del mal uso de estos ejercicios.